Préstamos bancarios para hacer crecer tu negocio
Préstamos bancarios para hacer crecer tu negocio

Muchas empresas consideran dentro de sus alternativas de crecimiento los préstamos bancarios. Sin embargo, es recomendable investigar sobre los mismos para lograr un óptimo manejo de los recursos.

Los préstamos bancarios para negocios representan cantidades de dinero que las instituciones financieras otorgan para cualquier propósito relacionado con la actividad comercial, y son una herramienta de apoyo que facilita la obtención de recursos para potenciar el crecimiento de las compañías.

Por qué solicitar un préstamo para negocios

Son variadas las razones por las cuales le conviene a una empresa evaluar la solicitud de un préstamo en cualquier momento de su ciclo productivo. Algunas de las más comunes son:

  • Compra de propiedades, planta o equipos, que ayuden a aumentar su capacidad productiva.
  • Adquisición de otro negocio, duplicando de esta manera el tamaño de la empresa.
  • Promoción de actividades de marketing.
  • Reparaciones y rehabilitaciones de espacios de trabajo.
  • Contratación de servicios especializados relacionados con la actividad ordinaria.
  • Pago a proveedores antes de los tiempos estipulados, a fin de conseguir descuentos en futuras compras de mercancía.
  • Contratación de mano de obra especializada.
  • Compra de inventario a granel a fin de obtener descuentos.
  • Mejoramiento de productos o servicios prestados, entre otros.

Consideraciones antes de aplicar por un préstamo

En este sentido es importante tener claro los objetivos que se quieren lograr con la obtención del préstamo, por lo que se recomienda tener en cuenta lo siguiente:

  • Cálculo del monto a solicitar según las necesidades del negocio.
  • Identificación de la capacidad de pago, para lo cual es importante realizar una relación de ingresos y gastos mensuales que se presentarán durante la vigencia del préstamo para, así, determinar la cuota máxima que se puede soportar.
  • Verificación del retorno de la inversión, pues es necesario que el incremento de las ganancias mensuales esté por encima de la cuota del préstamo.
  • Análisis y comparativo de las diferentes opciones ofrecidas por las instituciones a fin de buscar las mejores tasas de interés, plazos y requerimientos que se adapten a las necesidades de la empresa.
  • Investigación de los requisitos necesarios, a fin de determinar si se cuenta con la documentación requerida.
  • Requisitos que se deben cumplir
  • Cada institución financiera tiene su lista particular de requerimientos. Sin embargo, hay varios requisitos en común que se deben tener en cuenta antes de presentar una solicitud de préstamo bancario:
  • Antigüedad operativa del negocio.
  • Monto del préstamo solicitado.
  • La industria a la cual pertenece el negocio.
  • Utilización del dinero.
  • Historial de créditos personales y empresariales.
  • Ingresos anuales obtenidos.
  • Garantías que cubran las cantidades otorgadas por la institución financiera.

Dinero cuando lo necesitas

Los préstamos financieros son una buena opción ya que permiten la obtención de fondos de manera casi inmediata, el crecimiento del negocio a largo plazo y el aprovechamiento de oportunidades al contar con recursos en el momento en el que se presenten.

Tal es el caso de Juan Ocampo, quien inició un negocio de food trucks customizados. Llegó un momento en que Juan no tuvo capacidad de aceptar más pedidos por la falta de fondos, por lo que se decidió a solicitar un préstamo para adquirir materias primas a precios al mayor. Esto le trajo grandes ventajas a su rentabilidad y capacidad de respuesta.

Así como el caso de Juan, es recomendable tener claras las necesidades de cada negocio para identificar el uso del financiamiento. Lo ideal es que éste vaya dirigido al crecimiento, generando con ello un incremento en los ingresos que permitan el cumplimiento de las cuotas establecidas. En este mismo sentido, no se recomienda solicitar un préstamo para pagar otras deudas, ya que se podría volver insostenible con el paso del tiempo.

En definitiva, los préstamos bancarios para negocios son una gran opción pero son muchos más eficaces cuando son utilizados para fines específicos. Entonces, es imprescindible saber cómo ayudarán a lograr el crecimiento y en qué se deben aplicar los recursos para tener una verdadera rentabilidad. ¿Crees que tu negocio está preparado para obtener un préstamo? ¿Sabes en qué lo ocuparás y cómo te beneficiará?