Alberto se comprometió a trabajar en una ley contra el negacionismo de la dictadura cívico militar
Alberto se comprometió a trabajar en una ley contra el negacionismo de la dictadura cívico militar

El presidente Alberto Fernández se comprometió en París, ante organizaciones de derechos humanos de argentinos en Francia, a trabajar en una ley que combata el negacionismo de los horrores de la última dictadura cívico militar.

Lo hizo ante colectivos de derechos humanos en el país europeo integrados por argentinos y franceses víctimas del régimen que gobernó la Argentina entre 1976 y 1983.

Según trascendió, la norma emularía una similar a las creadas en Alemania y Francia contra quienes niegan el Holocausto.

"El Presidente se comprometió a elaborar una ley similar a la que existe en Francia contra el negacionismo", resaltó Sophie Thonon, abogada de las víctimas francesas de la última dictadura militar y quien representó al Estado en el proceso de extradición del ex policía Mario Sandoval, acusado de crímenes de lesa humanidad en centenares de casos, según publicó el diario Página 12.

El reclamo fue planteado por los organismos en la reunión que mantuvieron con el mandatario en el marco de su exitosa gira por Europa, que tuvo su última escala en la capital del país galo.

Entre los colectivos que se reunieron con Alberto se encontraban la Asamblea de Ciudadanos Argentinos Residentes en Francia (ACAF), el Colectivo para la Memoria, Hijos París y France Amérique Latine y Association des Amis est parents de françoisdisparus en Argentine.

"No hay otra forma de resolver la tragedia de la Argentina sino es con la Memoria, la Verdad y la Justicia. La política de Derechos Humanos es una, la que dicta la Constitución, de la que nunca debimos separarnos”, sostuvo por su parte la ministra de DDHH del gobierno argentino, Marcela Losardo, tras la reunión.

"El presidente fue muy sensible con nuestras inquietudes y nos dijo que estas cuestiones entrarían en su agenda", explicó por su parte María Laura Stirnemam, de la asociación HIJOS.

Otro de los puntos sensibles que plantearon las organizaciones ante Fernández fue que los genocidas condenados reciban los beneficios de la prisión domiciliaria o potenciales reducciones de penas.

Además, expresaron su reclamo por la liberación de la dirigente social jujeña Milagro Sala, detenida desde el inicio mismo del gobierno de Mauricio Macri.

"La idea es que la norma francesa pueda usarse de base para debatir un proyecto para adaptarlo a la situación en Argentina. El Presidente nos pidió colaboración para elaborar un informe", explicó Sophie Thonon.