Economía

Martín Guzmán llamó a "decirle nunca más a los ciclos de endeudamiento" del país

El ministro de Economía, además, advirtió que "no hay peor opción que la austeridad fiscal en una recesión".

Guzmán durante su exposición en Diputados
Guzmán durante su exposición en Diputados

El ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, se presentó este miércoles ante la Cámara de Diputados, donde brindó un exaustivo informe sobre el trabajo del gobierno nacional en relación a la renegociación de la deuda de nuestro país con el Fondo Monetario Internacional.

Antes de lo que fue su reunión con la delegación del FMI que llegó a Buenos Aires para auditar las cuentas públicas, el funcionario apuntó a ese organismo y lo señaló por la situación que vive el país. "Es responsable por la crisis de deuda y económica que la Argentina vive hoy", disparó.

"Es importante no olvidarnos de nada porque es importante tener memoria hacia el futuro", señaló, y agregó que "es hora de dar vuelta la página y decirle nunca más a los ciclos de endeudamiento. Hay que acabar con esto para vivir en una Argentina tranquila y con oportunidades", aseveró y remarcó: "Nunca más a los ciclos de sobreendeudamiento. Nunca más a ciclos que destruyen oportunidades".

Sobre el proceso de diálogo con los acreedores, apuntó que "la propuesta y el enfoque no son ni amigables ni agresivos, son sostenibles".

También se refirió a la salida de Christine Lagarde y su reemplazo por Kristalina Georgieva: "El cambio de conducción en el FMI en un contexto en el que la situación estaba bien caliente ha sido en cierto modo refrescante, pero todavía hay un largo trayecto por recorrer", dijo.

"Hay un proyecto nacional de desarrollo"; subrayó el ministro, que además apuntó: "La misión que me asigna el presidente Alberto Fernández no es solo resolver la crisis de deuda de manera aislada, sino que siente las bases de un desarrollo sustentable".

Sobre la deuda, puntualizó que "se dio un brutal crecimiento de la deuda pública, del 52,6% del PBI en 2015 al 88,9% en 2019, sin que haya un crecimiento concomitante del crecimiento del país y hoy el país enfrenta una carga de deuda que le impide salir de la espiral recesiva que venía experimentando”.

"No vamos a permitir que fondos de inversión extranjeros marquen la pauta de la política macroeconómica", resaltó, al tiempo que enfatizó el hecho de que "no hay peor opción que la austeridad fiscal en una recesión; cualquier otra es menos mala"

En cuanto a la destruída realidad económica del país, dijo que "es la consecuencia de un esquema económico que en cierto momento generó optimismo de los mercados internacionales y que estuvo lejos de darle consistencia a un proceso de desarrollo".

“Argentina está en una posición en la que puede sentar las condiciones para un sendero distinto”, auguró en ese sentido.

Asimismo, advirtió: "Parte de las medidas que tomamos no constituyen medidas estructurales, son medidas de emergencia para aliviar esta caída tan fuerte de la actividad: la caída de la demanda y el costo del crédito tan alto. Es muy difícil productor en estas condiciones”.

"Hay un programa macroeconomico muy definido, todo está pensado. Si se entiende por programa que yo traiga un Powerpoint con proyecciones a 10 años... no esperen eso de nosotros, no es serio ¿Funcionó alguna vez? ¿Funcionó en los últimos años?", cuestionó.

"Entendimos que en una macroeconomia en crisis y descoordinada hacía falta que el Estado tenga un rol muy importante en la coordinación. Todos los acuerdos de precios y salarios tienen que ver con eso", dijo y remarcó: "Toda la política de precios y salarios apunta a que no haya una caída de los ingresos reales, por el contrario busca un sendero de recuperación".

Noticias de “Deuda ”
Seguinos