Los clientes valoran cada vez más el buen servicio y, por eso, las empresas le prestan cada vez más atención. Además, muchas compañías entendieron que, lejos de ser una obligación o un mal necesario, la posventa es un buen negocio.

De manera reciente, Goodyear y su distribuidor Gervasini Neumáticos abrieron un centro de atención en Comodoro Rivadavia, Chubut, sobre la calle Hipólito Yrigoyen 2028. El local tiene más de 2000 m2 de superficie y 9 áreas de trabajo. Allí se prestan servicios de balanceo, alineación, frenos y tren delantero.

Por su parte, la empresa Corral, con el apoyo de Pirelli, inauguró una planta de reconstrucción de neumáticos para camiones. Las instalaciones están en la localidad de Moreno, al oeste del Gran Buenos Aires, y tienen capacidad para recapar hasta 1200 cubiertas por mes.

La reconstrucción de neumáticos es un proceso muy común en vehículos pesados, que permite reemplazar las bandas de rodamiento de los neumáticos una vez que llegan al límite de su vida útil. En general, las cubiertas para camión nuevas soportan dos reconstrucciones, aunque eso depende de la aplicación a la que estén destinadas.

El proceso de reconstrucción consta de 12 pasos, que comienzan con la limpieza y terminan con la vulcanización, donde se mejora el neumático para volver a ser usado en ruta de manera segura y confiable.