En el marco de su programa denominado Abriendo Caminos Seguros, que Citroën lleva adelante junto al Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI) desde hace 4 años, la marca francesa dictó charlas sobre educación vial para más de 300 alumnos de escuelas secundarias de Pilar, según informaron desde la compañía.

Las mismas incluyeron recomendaciones a los alumnos más grandes –que, por edad, están próximos a poder tener un registro de conducir- sobre cómo no quedar involucrados en un siniestro de tránsito.

“Todos los temas han sido desarrollados con un alto contenido práctico, a través de dinámicas grupales y casos reales. La metodología es constructiva, se trabaja con las experiencias que los participantes traen para comenzar a pensar y reconstruir cada uno de los casos que se proponen”, señaló la responsable de Prensa y RSE de Citroën Argentina, Soledad Bereciartúa. Los aspectos más comentados fueron la conducción nocturna, el alcohol y las velocidades excesivas.