Un grupo de productores rurales decidió ocupar sin permiso parte de unas vías en desuso en Salta con el fin de continuar con la siembre de sus cultivos.

Se trata de un espacio ubicado entre las localidades de Cerrillos y El Carril, aproximadamente 400 mil metros cuadrados que quedaron inutilizados al desaparecer el ramal ferroviario C-13. Ahora, por la decisión intempestiva de los ruralistas el lugar quedó bajo sembrados de tabaco, maíz y criar ganado cercados por alambrados.

Esas tierras pertenecen al Estado nacional que, desde mediados de la década de 1970 quedaron inutilizadas al desaparecer el ferrocarril que llegaba a esa zona.