Luego de largas negociaciones, los 28 mil trabajadores del petróleo de Neuquén, Río Negro y La Pampa recibirán un aumento nominal del 25% hasta fines de 2013, junto a una suma fija que eleva en casi el 34% los sueldos del sector.

Es que a principios de este año el gremio que conduce Guillermo Pereyra había acordado una suba del 23%, con lo que la suba total para el período 2012-2013 estará en torno al 55%.

Según adelantó Pereyra, el acuerdo ya está avanzado con las empresas del sector y se firmará mañana. La paritaria contempla los eslabones de extracción y producción de crudo, y se prevé extenderla a las cuatro firmas que llevan a cabo la refinación.

Pereyra, que integra el directorio de la nueva YPF y es segundo de Hugo Moyano en la CGT, había amenazado con realizar paro y movilizaciones en caso de que no se llegara a un arreglo entre las partes.