La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) oficializó este viernes la medida para que los consumos que se paguen en el exterior con tarjetas de crédito a partir de septiembre abonen un adicional de 15 por ciento como anticipo a cuenta del pago del impuesto a las Ganancias o a los Bienes Personales. 

El abogado tributarista Raúl Cuello afirmó -en diálogo con INFOnews- que “como medida está bien que los contribuyentes declaren sus impuestos como corresponda y como consecuencia un pago anticipado” en tanto que aclaró que “desde el punto de vista del contribuyente no lo afecta porque al comprar luego tiene que pagar Ganancias”.

En el caso de los empleados en relación de dependencia, sostuvo que, “para no perder el 15 por ciento, tendrán que declarar lo que se le retuvo y eso mismo será devuelto” por la empresa a la que pertenezca. Es decir, deberán informar a su empleador, a través del Formulario 572, del importe retenido para que se compute, donde se declaran las deducciones permitidas tiene carácter de declaración jurada.

Al mes siguiente, la empresa le retendrá menos de Ganancias porque deducirá el 15 por ciento pagado a cuenta. En ese caso, el trabajador tiene un pequeño recargo financiero por anticipar al menos un mes el pago del impuesto.

“El monotributista, al no tener que pagar Ganancias, podrá usarlo con bienes personales”

“La medida tiene como propósito desalentar la compra de bienes en el exterior sobre la bases de dólares”, afirmó Cuello al referirse a la medida que desde empezará a regir el primer día de septiembre y se aplicará automáticamente al tipo de cambio oficial.

En este sentido, dijo que “quedará manifestado cuál es el nivel de consumo a través de la resolución que se produce y eso va a disminuir la compra en el exterior en dólares”.

Por su parte, el contador y tributarista César Litvin afirmó que “la medida es un uso extra fiscal para desmotivar determinados actos sobre la actividad”. Puntualizó que “se intenta encarecer el consumo en el exterior con tarjeta de crédito”, al tiempo que detalló que “no se trata de un nuevo impuesto ni requiere ley”.

“Puede gustar o no gustar pero no es inconstitucional. Es un pago a cuenta que lo podrá descontar es su declaración jurada”, añadió. Entonces, antes de viajar el autónomo deberá ir a una agencia de la AFIP y solicitar la eximición de la retención.

Sobre la situación del monotributista, contó: “Al no tener que pagar Ganancias podrá usarlo con bienes personales”. “El contribuyente que tiene que pagar impuesto no se le modifica sólo se adelantan algunos días. Dentro de las opciones que había no es tan dramático porque en definitiva no afecta a nadie”, finalizó.