El jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri mantiene la polémica en torno a la educación: luego de instalar un 0800 para denunciar prácticas políticas en escuelas ahora fue el encargado de homenajear, durante su visita a Mendoza, al constitucionalista Dardo Pérez Guilhou, ex ministro de Educación durante la dictadura de Juan Carlos Onganía.

La noticia pasó inadvertida para algunos medios o bien sólo tomaron las críticas que el jefe de Gobierno destinó al Gobierno nacional en el marco del "homenaje a un reconocido constitucionalista de la provincia de Mendoza, quien falleció en julio de este año". 

Sin embargo poco se dijo acerca del abogado distinguido que fue funcionario de la dictadura de Juan Carlos Onganía y apoyó el último golpe de Estado encabezado por Jorge Rafael Videla.

Pero el rechazo no tardo en llegar. El legislador porteño Juan Cabandié sostuvo, en diálogo con INFOnews, que "es totalmente repudiable" pero no se sorprendió al recordar que "hace unos años Macri había dicho que su gobierno tipo era el de (Osvaldo) Cacciatore", quien estuvo al frente de la Ciudad en la última dictadura militar.

En este sentido, Cabandié dijo que “Macri propone destruir la política, menoscabarla”, mientras advirtió que “para eso tiene un gran aliado que es Clarín”. “Es evidente el acuerdo y la combinación en todo. Van hacia la destrucción de la política”, sostuvo.

Quién era Dardo Pérez Guilhou

Fue un abogado que había encabezado el Ministerio de Educación entre 1969 y 1970, cuando el país estaba bajo el poder del gobierno de facto de Juan Carlos Onganía, en cuya gestión se llevó adelante uno de los hechos más violentos en la historia universitaria en nuestro país: La Noche de los Bastones Largos, el 28 de julio de 1966. 

Pérez Guilhou, un constitucionalista convertido en fuente de consulta en cada esbozo de reforma de la Carta Magna, rechazó posteriormente la propuesta del dictador Jorge Rafael Videla cuando quiso armar su gabinete.

Sin embargo, a mediados de 1976 se acercó nuevamente a un gobierno de facto y redactó una serie de manifiestos que llamó "El nuevo orden jurídico político instaurado el 24 de marzo de 1976".

"Se combate al enemigo 'abierto o encubierto' buscando su aniquilamiento", destacaba uno de los tramos de su texto. Al ser consultado sobre su obra, Pérez Guilhou, de dilatada trayectoria docente, sólo expresó que "eran otros tiempos”.

En una entrevista concedida a diario UNO en 2004, Guilhou decía: “Participé de la caída de Perón. No con armas, pero sí con panfletos ¡Es que era insoportable! Si no estabas afiliado no podías dictar clases, si eras afiliado tenías auto a la cuarta parte de precio, tenías casa del IPV... Sin embargo, hay que decir que en la época de Perón la plata se repartía. La Eva manejaba muchas cosas bien, pero si no te arrodillabas, te amenazaban con echarte”.