Con el tercer lugar obtenido el domingo, Leandro Totti, con Mercedes-Benz, se consagró campeón Sudamericano de la Fórmula Truck Brasileña, luego de la carrera disputada en el autódromo Oscar Cabalén, de Alta Gracia, Córdoba. El ganador de la competencia, que se disputó ante 40 mil espectadores, fue Felipe Giaffone, con Volkswagen.

De esa manera, Totti logró su primera corona y se convirtió en el tercer campeón Sudamericano de la categoría, que en 2012 contó con cuatro pruebas. A su vez, se mantiene como único puntero del torneo Brasileño, para el cual la carrera de Córdoba también otorgó puntos.

En relación al Campeonato Sudamericano, Volkswagen ganó el título de marcas con 163 puntos, seguido de Mercedes-Benz con 137, Iveco 94, Volvo 70, Scania 40 y Ford 9.

 Totti llego a Argentina en la tercera colocacion en el torneo, 8 puntos debajo del entonces líder Beto Monteiro, de la escudería Iveco, y 6 menos que André Marques, de Volkswagen. El piloto de la marca italiana terminó octavo –después de enfrentar dos roturas de neumáticos-, mientras que Marques abandonó a tres vueltas del final.

Fue la tercera edición del Campeonato Sudamericano de Fórmula Truck y la cuarta carrera realizada en el país (las tres anteriores fueron en el Juan y Oscar Gálvez, de Buenos Aires).

La carrera

Giaffone largó desde el primer lugar y se mantuvo allí hasta la segunda vuelta, cuando Totti pasó al frente. En el giro 16, el ganador recuperó la punta y se mantuvo en ese puesto hasta el final.

En el Campeonato Brasileño, Totti amplió su ventaja de 12 a 24 puntos frente al escolta, Monteiro, y 28 unidades frente a Giaffone, que ocupa el tercer lugar.

“En cierto momento de la carrera llegué a pensar en abandonar porque (el camión) estaba fallando mucho, pero el equipo no me dejó porque todavía había chances con los problemas que tenían los demás pilotos”, confesó Totti al culminar la prueba.

Luiz Pucci, el único argentino, con Volvo, abandonó a 13 vueltas del final.