Con un reconocimiento de la Cámara de Diputados y un festival popular en la Plaza de los Dos Congresos, organizaciones sociales, políticas y sindicales junto a organismos de Derechos Humanos, actores y músicos homenajearon ayer por la tarde a las Madres de Plaza de Mayo a 35 años de la primera ronda y a diez años de la represión del 19 y 20 de diciembre de 2001.

“Me voy a morir luchando”, fue la frase de la titular de Madres, Hebe de Bonafini, que resonó en el Salón de Conferencias Delia Parodi de la Cámara de Diputados, donde legisladores reconocieron en un proyecto de declaración la lucha incansable de estas mujeres durante más de 35 años.

Leé la nota completa en el sitio de Tiempo Argentino