El edificio  estará realizado completamente de la basura industrial y está diseñado por el arquitecto Duncan Baker-Brown, será agregado al campus de la Universidad de Brighton.

Lo novedoso es que reciclará el material superfluo y de sobra de obras locales y otras industrias locales.

Las paredes serán hechas de productos de madera superfluos.

El edificio destacará las últimas tecnologías ecoamigables como paneles totalmente integrados solares, la ventilación de casa entera y un sistema de recuperación de calor.