Desde el 2 de octubre y con más de 200 hombres a bordo, la Fragata Libertad está retenida en el puerto de Ghana por pedido de los denominados "fondos buitres". 

Según trascendió, el recurso por el que la nave se encuentra demorada fue presentado ante los tribunales del país africano por el Grupo NML, con sede en las Islas Caiman. La acción legal que desató el conflicto es para cobrar papeles de deuda que no entraron en el canje del default del 2001, actitud que la Cancillería argentina calificó como "un artero ataque contra la Argentina"  de los "fondos buitre" integrados por "escrupulosos financistas".

Si bien la Cancillería argentina ya ha realizado las gestiones ante el gobierno de Ghana para aclarar el engaño que montaron los financistas, el litigio aún no se resuelve y hoy la justicia del país africano rechazó que el buque zarpe del puerto de Tema.

Mientras que nuestro país se negó a pagar una fianza para liberarlo de 20 millones de dólares, el juez Richard Adjei Frimpong, del Tribunal de Comercio de Accra, argumentó su postura diciendo que "no hay bases suficientes expuestas por el demandado para desestimar la sentencia del tribunal" y que por ello "la moción queda rechazada".

Ante este escenario de incertidumbre e intereses cruzados, INFOnews dialogó con Julio Barboza, embajador, miembro y ex Presidente de la Comisión de Derecho Internacional de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para comprender las claves del conflicto y si es correcto que, de esta manera, Ghana esté violando tratados internacionales.

"La retención es ilegal porque los buques de guerra no son embargables"

Tal como sostuvo esta mañana el presidente de la Liga Naval, Fernando Morales, Barboza coincidió en que la retención de la Fragata es ilegal, ya que las naves de guerra son inembargables. 

Según explicó el diplomático argentino, que cuenta con una destacada trayectoria en derecho internacional, se está violando la ley del Convenio de Viena y la Convención Internacional de derechos del mar a la que Ghana suscribió. Ambas dicen que los bienes del estado -en este caso los buques de guerra- no son embargables.

"En principio, el acuerdo de derecho internacional está siendo violado, pero Ghana es un país que no respeta nada en general", analizó el abogado, tras remarcar que, por ello, el futuro de la Fragata y del litigio es incierto.

"Los bienes del estado no son embargables, eso está claro. Está mal lo que hacen, porque se están corriendo de las normas internacionales”, manifestó Barboza.

Al ser consultado sobre las causas por las que el país africano hace lugar a un embargo de este tipo, el embajador sostuvo que "el gobierno de Ghana está haciendo lo que quiere" y que la explicación es sólo una: "Acá hay claros intereses económicos de fondo".