El gobierno ordenó ayer intervenir la administración del ferrocarril Belgrano Cargas, que está a cargo de la Sociedad Operadora de Emergencia S.A. (SOESA), con el objetivo de controlar "los recursos de la concesión" y también "los asignados por el Estado Nacional" para el funcionamiento de la importante línea de transporte.

La red ferroviaria a cargo de SOESA se extiende por 7350 kilómetros a lo largo de 13 provincias. Su transporte asciende a más de 930 mil toneladas de carga por año. La Sociedad mantiene la dirección del tren desde 2006 cuando se estableció el estado de crisis de la línea. En 2008 el gobierno prorrogó el servicio y se hizo cargo de la continuidad laboral, así como del pago de los salarios.

La determinación oficial recae sobre una empresa de la que el 80% de las acciones pertenece a las firmas Grupo Macri, el grupo chino Sanhe Hopefull (juntas poseen el 51% de las acciones); el grupo Roggio y EMEPA, de Gabriel Romero (con 24,6% cada uno) y los gremios La Fraternidad, Unión Ferroviaria y Camioneros, de Hugo Moyano, con el 6,6% cada uno.

Leé la nota completa en el sitio de Tiempo Argentino - El gobierno intervino el Belgrano Cargas para auditar la concesión