Desde su aparición allá por finales de la década del '70, la camioneta Clase G de Mercedes-Benz respetó siempre sus líneas históricas. Pocas veces sufrió algún tipo de modificación desde su estética; al menos hasta hoy, cuando la empresa de diseño futurista “Highway Patrol Vehicle 2025” echó manos al asunto y le cambió la cara a lo que será el nuevo modelo de esta línea.

Ópticas hundidas, luces de giro en un módulo apartado, capot prominente y robustez en el diseño nos hacen depositar extrema confianza en las aptitudes de este nuevo off-road.Tan potente como antaño pero ahora da la impresión de tener más presencia. Ya no pasa como una más la camioneta de Mercedes.

Mas allá del indiscutible impacto visual que genera este concept, uno de sus puntos más sobresalientes y excéntricos es invisible. Su techo funciona como un compartimiento de almacenamiento de agua, la cual sirve para abastecer a un convertidor que transforma el hidrógeno en energía para los cuatro motores eléctricos montados en las ruedas. Hipotéticamente, esta planta motriz conceptual tendría una autonomía de 800 Km, sin expulsar ni un gramo de material contaminante.