El ministro de Interior y Transporte encabezó la prueba del nuevo Sistema Ferroviario de Control Automático de Velocidad en la estación Retiro de la línea San Martín. El flamante dispositivo, en caso de exceder los límites, genera un aviso sonoro y visual para el conductor y automáticamente se activan los frenos.


El ministro Randazzo informó que “la prueba fue exitosa”, por lo que se está “evaluando la posibilidad de incorporar este sistema de manera integral en otras líneas ya que incrementaría la seguridad en los trenes del área metropolitana”.


El equipamiento presentado hoy cuenta con sensores a lo largo de la traza conectados en forma inalámbrica a la cabina del conductor que brinda datos exactos sobre la velocidad a la que circula la formación.


Randazzo destacó que “éste nuevo sistema de seguridad fue desarrollado íntegramente en el país, con ingenieros y recursos argentinos”, y detalló que “ésta tecnología detiene automáticamente el tren si circula a exceso de velocidad en determinado tramo de la vía o antes de ingresar al andén”.


"Luego del éxito de esta prueba ahora este sistema requiere una homologación y luego se pasa a la fabricación. Creemos que podemos tener instalados estos sistemas en toda las líneas en un año", señaló Randazzo en la estación de Retiro.