Por un lado, repudiaron al ahora suspendido fallo del juez estadounidense Thomas Griesa. Y también rechazaron el intento del Grupo Clarín de enjuiciar tanto a legisladores como a periodistas. Los proyectos fueron aprobados, pero la oposición votó en contra.

El primero fue el que rechazó el fallo Griesa. Fueron 129 votos a favor, los que tiene el Frente para la Victoria y sus aliados. El voto contrario cosechó 65 voluntades y 22 se abstuvieron. El radicalismo repitió su conducta de siempre oponerse a las iniciativas oficialistas. Si bien Ricardo Gil Lavedra repudió la actitud del juez estadounidense no perdió la oportunidad para sostener que respondió a "la mala conducta" del gobierno nacional: "En la UCR no podemos ser indiferentes a los modos y formas que el gobierno pretende llevar adelante su estrategia cuyos lineamientos desconocemos y no compartimos". El macrismo coincidió con esa lectura y tomó la misma decisión.

Uno de los más firmes defensores de la necesidad de que el proyecto se vote por unanimidad fue el peronista Felipe Solá: "Hay que ser muy cipayos para no calentarse con el fallo de Griesa. No deben importar las diferencias que tenemos acá" afirmó, pero no logró conmover a sus colegas de la oposición.

Leé la nota completa en el sitio de Tiempo Argentino - Diputados repudió a Clarín y a Griesa