La tecnología avanza a pasos agigantados y nadie quiere quedarse afuera. Todos buscan renovar sus invenciones utilizando todos los conocimientos posibles, como en este caso lo hizo Toyota con el MirrorLink, un sistema que permite replicar la pantalla de un smartphone en la pantalla de 7 pulgadas que viene en el tablero.

Así las cosas resulta más sencillo navegar con el GPS, visualizar los mensajes o navegar por Internet en una pantalla más grande. 

Este sistema no sólo mejora el confort dentro del auto, sino que también evita grandes distracciones a la hora de utilizar el celular, cuya utilización está prohibida al conducir.