La denuncia del Grupo Clarín contra los periodistas Javier Vicente, Roberto Caballero y Sandra Russo agoniza en Tribunales. El fiscal federal Gerardo Di Masi le recomendó al juez Luis Rodríguez la desestimación del planteo formulado por los abogados José María Sáenz Valiente, Hugo Wortman Jofré y Alejandro Pérez Chada por presunta "incitación a la violencia". Incluso, mencionaba como delito potencial la "coacción agravada", una figura grave en el contexto de los asuntos de interés público.

El juez Rodríguez tiene ahora un mínimo margen procesal. Con altísimo grado de probabilidad, la denuncia será finalmente desestimada pues, al no haber impulso por parte de la fiscalía, no hay causa propiamente dicha para investigar.

Fuentes judiciales revelaron a Tiempo Argentino que Di Masi dictaminó a favor de la desestimación de la denuncia por inexistencia de delito. A fines de noviembre pasado, en plena efervescencia judicial por la Ley de Medios, el multimedios presentó ante la justicia un escrito de 35 páginas que apuntaba contra Caballero, Russo y Vicente, pero también mencionaba como parte de una supuesta maniobra para hostigar y atacar a Clarín y sus empresas relacionadas, al titular de la AFSCA, Martín Sabbatella; al secretario de Legal y Técnica de Presidencia, Carlos Zannini; al ministro de Justicia, Julio Alak; al jefe del bloque de legisladores porteños del FPV, Juan Cabandié, al diputado oficialista Edgardo Depetri, a las agrupaciones políticas La Cámpora, Frente Transversal y Movimiento Evita, y a los periodistas Orlando Barone, Edgardo Mocca y Nora Veiras.

Leé la nota completa en el sitio de Tiempo Argentino - Un fiscal desestimó la denuncia de Clarín contra periodistas