"Se registra una actividad sísmica de mayor intensidad con la presencia de magma en la superficie y si bien es un volcán con crater de conducto abierto, lo cual es una ventaja, tenemos que estar atentos", explicó el gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, esta tarde desde Copahue.

"Nosotros hemos decidido como Comité de Crisis pasar la alerta amarilla a alerta naranja sin evacuación, lo que representa poner en marcha todos los mecanismos de Defensa Civil y de prevención ante la eventual hipótesis de que se pasara a una alerta roja", precisó el mandatario provincial.

"Esto significa estar en guardia, atentos a una posible evacuación. De todas maneras la evacuación la va a decidir el volcán, no lo decidimos nosotros".