En qué medida la inserción de Petrobras en el mercado petrolero argentino exhibe características que difieren del resto de las transnacionales que operan en el país? El interrogante no es menor. No sólo porque se trata de un sector estratégico. Tampoco se agota en el tamaño de la compañía. La pregunta adquiere toda su dimensión si la respuesta se inscribe en el complejo campo de las relaciones que tejen la Argentina y Brasil. Más aún cuando se analiza el desempeño de la petrolera estatal brasileña a partir de 2003, año en que ambos países redefinieron la agenda de la región, y del Mercosur en especial, en busca de una integración “productiva” y “social” que subraya la complementación y la reducción de las asimetrías.

El trabajo “Las translatinas brasileñas: un análisis de la inserción de Petrobras en Argentina”, de los investigadores de Flacso Mariano Barrera y Engenia Inchauspe (Ver: www.dintev.univalle.edu.co/revistasunivalle/index.php/SyE/article/view/1562) permite una aproximación que trasciende lo actuado por la compañía en el plano económico desde que desembarcó en la Argentina a mediados de los ’90 y consolidó su posición en los primeros años de la década actual. El recorrido habilita una serie de interrogantes adicionales que transitan el terreno político. El rol del Estado, los límites a la integración que impone la lógica empresarial y las tensiones cruzadas entre los modelos de desarrollo de nacionales y regional quedan, entonces, en el centro de la escena.

Leé la nota completa en el sitio de Miradas al Sur - La otra cara de Petrobras