El especulador financiero Paul Singer, propietario del fondo buitre NML Capital que solicitó el embargo de la fragata Libertad en Ghana, es uno de los financistas la fundación estadounidense Vital Voices, cuya filial argentina fue fundada por la diputada del PRO Laura Alonso.

Según el sitio web, Vital Voices Global Partnership "es una organización no gubernamental creada en 1997 por iniciativa de la entonces Primera Dama, Hillary Rodham Clinton, y la ex Secretaria de Estado, Madeleine Albright, con el propósito de promover el progreso de la mujer como parte de la política exterior de los Estados Unidos".

La propia Laura Alonso confirmó en su cuenta de Twitter su vinculación con esta ONG, aunque aclaró que no la preside: "Es una fundación que no presido, capítulo de Vital Voices, se financia con donaciones. Soy miembro ad honórem del board".

Según publica hoy el diario BAE, entre los principales financistas, con un aporte de 100.000 dólares o más (no está especificado el monto), figura la Fundación Paul Singer, del empresario titular del fondo buitre que desde hace años mantiene un litigio con la Argentina en representación de los bonistas que quedaron fuera de los canjes de deuda propuestos por el país.

Pero no solamente Singer aporta dinero para esta entidad, algo que figura en la propia página web de Vital Voices, sino que también lo hacen Walmart, Goldman Sachs, Bank of América, ExxonMobil, el Departamento de Estado de los Estados Unidos y el Banco Mundial.

Vital Voices Global Partnership llegó a la Argentina en 2009, co-fundada por Alonso. Según publica BAE, la diputada integra la “Red Global de Vital Voices” y un año antes de traer la fundación a la Argentina había sido galardonada como “Mujer Líder” por esta misma organización. En esos meses de 2008 la diputada también había salido becaria de Eisenhower Fellow, otra fundación estadounidense dirigida por el general Colin Powell.

De las presentaciones y balances anuales de actividades de Voces Vitales se deduce un vínculo directo con PRO e incluso está recibe un subsidio de la Ciudad de Buenos Aires. Entre las asistentes a las charlas se encuentran la actual vicejefa de Gobierno porteño, María Eugenia Vidal, la diputada Gabriela Michetti y la ex candidata a vicepresidenta por el FAP, Norma Morandini.

El PRO fue el principal impusor, a través del diputado Federico Pinedo, de la creación de un "fondo patriótico" de 20 mil millones de dólares, a partir de donaciones de ciudadanos, que serviría para pagarle a NML Capital y liberar la fragata. El propio Pinedo confirmó, en ese entonces, que se encontraban trabajando "en un fondo patriótico para sustituir el embargo”.

“Es un fideicomiso que armamos con el Banco Ciudad, diseñamos el formato jurídico, hablamos con abogados en Ghana, hay acuerdo entre los bancos que pueden intervenir y el dinero se juntaría a través de una cuenta en el Banco Ciudad para que cada uno aporte lo que pueda”, había explicado Pinedo a la prensa el 14 de noviembre del año pasado.