La presidenta Cristina Kirchner anunció ayer un incremento del 20 por ciento en el Mínimo no Imponible del Impuesto a las Ganancias para los contribuyentes de la cuarta categoría (ingresos del trabajo personal, que corresponde a los trabajadores asalariados).

Con este aumento, los trabajadores solteros con un sueldo bruto de 8.360 pesos no estarán alcanzados por el impuesto (antes era de $6.960), mientras que en el caso de los casados con dos hijos el límite será de $11.563 (antes $9.635). La propia mandataria ejemplificó con los casos de un trabajador soltero que gana 8.400 pesos y uno casado con dos hijos que percibe 11.600. En ambos casos, con el nuevo piso, pagarán tres pesos por mes de Ganancias. Cristina bromeó con que ese monto no alcanza para pagar el aumento del pasaje de subte que pretende el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.

Tomando en cuenta el salario neto, deberán tributar este año los solteros que ganan desde $6.938,70 pesos netos por mes, mientras que los casados con dos hijos sufrirán descuentos si su ingreso neto mensual promedio supera los $9.597,60.

En el caso de los casados con un hijo, el mínimo no imponible neto rondará los $8.900, mientras que para los casados sin hijos el límite será de alrededor de $8.266.

El salario neto es lo que el trabajador realmente percibe, es decir, el dinero correspondiente a su sueldo que ingresa en su cuenta una vez se le han aplicado las retenciones y cotizaciones a la Seguridad Social. Mientras, el salario bruto o líquido es el total antes de que se produzcan estas retenciones y cotizaciones.

La suba del MNI no solamente beneficia a los trabajadores que se encuentran por debajo del umbral, que seguirán estando exentos de pagar Ganancias, sino también a los que actualmente pagan y lo seguirán haciendo, ya que se reduce su monto imponible (ver cuadro).

Infografía: Fernando Lanfranco.
Infografía: Fernando Lanfranco.