Con un crecimiento anual de 22%, Toyota logró volver a posicionarse en el primer lugar de las marcas automotrices más vendidas, superando a General Motors, cuyo ritmo de ventas fue de 2.9% en el año finalizado. En 2011 lo que lo había relegado fue el tifón que asotó Japón y destruyó, entre otras cosas, la fábrica.

Ambas automotrices deberán mirar con más cuidado a VW, que planea alcanzar el Nº1 en 2018 y va dando pasos firmes colocándose en 3ª lugar cada vez más cerca con 9.07 millones de unidades despachadas a sus clientes, lo que representa un crecimiento del 11.2% durante 2012.

A pesar de establecerse en el podio de ventas mundiales de 2012, ninguna de estas marcas logró tener el modelo más vendido del año. Si pensabas que era el Corolla estás equivocado, el cetro se lo quedó Ford con el Focus, modelo global que se ofrece en diferentes generaciones y siluetas alrededor del mundo.

Las predicciones para este año indican que los puestos se deberían mantener igual al finalizar el 2013. ¿Crees que será así? Animate a pronosticar el futuro.