El presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, encabezó hoy una delegación de diputados nacionales que expusieron en el Parlamento Alemán el pedido de soberanía argentina sobre las Islas Malvinas.

A la reunión, desarrollada en Berlín con el titular del Parlamento Federal Alemán (Bundestag), Norbert Lammert, asistieron además como integrantes de la comitiva argentina Mario Negri (UCR), Roy Cortina (FAP), Cornelia Schmidt Liermann (PRO), Jorge Landau y Eric Calcagno (Frente para la Victoria).

"En el encuentro los legisladores abordaron la cuestión Malvinas como causa global y se ratificó el pedido argentino para que Gran Bretaña cumpla con la Resolución de Naciones Unidas que insta a ambas partes a iniciar un proceso de diálogo", según informó la presidencia de la Cámara baja a través de un comunicado de prensa.

Al inicio de la reunión bilateral, Domínguez manifestó que “en 1965 la Organización de las Naciones Unidas, a través de la Resolución 2065, instó a argentinos y británicos a iniciar un proceso de diálogo para encontrar un solución mediante la vía diplomática al tema Malvinas".

"La presidenta Cristina Fernández de Kirchner acudió en reiteradas oportunidades al Comité de Descolonización, donde solicitó el diálogo bilateral, algo que Gran Bretaña se niega sistemáticamente y que es una exigencia ecuánime del organismo internacional”, manifestó.

En ese sentido añadió que “Malvinas es una causa regional y global, que Argentina ha planteado en todos los foros internacionales y que forma parte de la construcción de un mundo que rechaza al colonialismo”.

En tanto, Lammert indicó que "el lugar propicio y adecuado para resolver los conflictos bilaterales son las Naciones Unidas", al tiempo que precisó que "sin lugar a dudas este tema hay que definirlo dentro del ámbito de la ONU a través del diálogo".

Asimismo, Domínguez desestimó la propuesta británica de incluir en la mesa de diálogo a los kelpers: “Esto no es considerado justo por nuestro país porque las islas son parte de nuestro territorio y, en épocas de colonialismo crudo y duro, los británicos las han invadido, expulsando a la población local y trasplantando habitantes británicos".

"Por lo tanto, los isleños son población británica y no nativa, y esto invalida toda bandera de autodeterminación”, explicó en el Parlamento Alemán.

“Desde la Unasur, que promovió y lideró Néstor Kirchner, buscamos la integración de nuestros pueblos en forma pacífica y no queremos una carrera armamentística en el Atlántico Sur porque somos parte de una región que comparte valores, historias y un destino común”, aseguró Domínguez.

Y concluyó: "Elegimos el diálogo como el camino adecuado para encontrar una solución que determine la soberanía de nuestras Islas Malvinas”.