La Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, dialogó este sábado con Radio América acerca de la situación judicial y, de modo crítico, aseguró que cierto sector del Poder Juidicial "defiende los intereses de los más aventajados".

En la entrevista, la Procuradora apuntó contra la relación entre el poder económico con la corporación judicial: "La idea es quebrar el manejo corporativo de la justicia, hay jueces que sienten impunidad para actuar de manera irregular. Por ejemplo, el juez de la causa riachuelo, Luis Armella". 

"A través del comunicado se avala la relación promiscua de algunos magistrados con ciertos intereses privados. Hay prebendas disfrazadas de viajes académicos o becas, es necesario cambiar esa cultura. Las mafias de los jueces operan en las facultades como escenario de relaciones espurias. Tenemos una justicia que defiende los intereses de los más aventajados", explicó Gils Carbó. 

"Un sistema que no se depura no es un sistema justo. Siempre que el juez se aparta de lo que dice la ley, es para defender a los sectores más aventajados. No podemos tener jueces de cien años", sostuvo enfática Gils Carbó. 

Además, la Procuradora apuntó contra la utilización sistemática de las medidas cautelares: "El fenómeno del abuso es ostensible, la utilización irregular de la medida cautelar. Se mantienen durante años y muchas veces hasta décadas preservando una situación y un resultado sin que haya un juicio".