La Cámara alta rechazó mediante un proyecto de declaración, y de manera unánime, la “votación” realizada en Malvinas, que dio como resultado que un 99,8 por ciento de los habilitados para votar en las islas decidieron continuar siendo un territorio de ultramar del Reino Unido.

La iniciativa rechaza “la votación convocada por el Reino Unido” para preguntarles a los habitantes de Malvinas “sobre cuestiones que pretenden tergiversar la verdadera situación jurídica en la que se encuentran”.

Antes del debate en cuestión, el pleno de la Cámara alta realizó un minuto de silencio por la muerte del ex presidente venezolano Hugo Chávez.

Antes, la comisión de Relaciones Exteriores del Senado había aprobado hoy el dictamen de un proyecto para rechazar el referéndum a través del cual los habitantes de las islas Malvinas se manifestaron a favor de seguir perteneciendo al Reino Unido.

En la reunión, que se desarrolló este mediodía en el salón Illia del Senado, Filmus fundamentó el rechazo al hecho de que el reclamo de soberanía argentina sobre Malvinas "es legítimo" y no está vinculado a "un problema de autodeterminación de los pueblos" si no a "una cuestión de colonialismo".

El proyecto de rechazo, impulsado por el senador socialista Rubén Giustiniani y el kirchnerista Daniel Filmus, fue aprobado por unanimidad por los representantes de todos los bloques políticos que asistieron al encuentro.

En el mismo tono, la Cámara de Diputados La Cámara de Diputados de la Nación expresó hoy "su enérgico rechazó a la votación" que realizó días atrás "el Reino Unido" en el territorio de las Islas Malvinas, por considerarla "una acción unilateral ilegítima".

Mediante un proyecto de resolución, el cuerpo legislativo planteó el "más enérgico rechazo a la votación que realizó el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte en las Islas Malvinas, por tratarse de una acción unilateral e ilegítima contraria a los establecido por las resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas, sin consecuencias jurídicas internacionales".

La Cámara de Diputados ratificó "la posición expresada por el Congreso Nacional en la Declaración de Ushuaia respecto del rechazo de la acción colonialista británica en las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes".
La iniciativa fue aprobada por unanimidad de los 175 diputados presentes en el momento de la votación.

El presidente de la comisión de Relaciones Exteriores, Guillermo Carmona, consideró que el "mal llamado referéndum" realizado entre el domingo y el lunes pasado fue una decisión "unilateral" y con un carácter "absolutamente absurdo".

"Se le pregunta a los habitantes británicos en nuestras Islas Malvinas si quieren seguir siendo británicos como territorio de ultramar", resumió.

El legislador consideró, además, una "actitud provocativa" la decisión británica ante "el apoyo unánime" a la posición argentina "de América Latina y El Caribe, donde existen ex colonias británicas", así como "el apoyo unánime de Africa".