Uno de los heridos con balas de plomo mientras ocurrían los incidentes en el Centro Cultural San Martín denunció hoy que un agente de la Policía Metropolitana le disparó un una pierna en medio del enfrentamiento entre ocupantes de la plaza seca de la institución y la fuerza de seguridad capitalina.

El hombre, miembro de la organización social DTL -grupo de comunicación popular integrante de la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA)-, dijo a la agencia DyN que fue baleado a 100 metros del lugar principal de los incidentes, contra las "cuatro o cinco cuadras" mencionadas por el ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro.

"Desmiento a Montenegro: yo fui herido con una bala de plomo en el muslo, que me dejó un orificio de entrada y de salida, por un policía de la Metropolitana que me disparó en el cruce de la avenida Corrientes y Paraná, a una cuadra de la plaza seca, que está situada en Sarmiento y Paraná", manifestó el herido, identificado sólo como "El Polaco" Darío, en diálogo desde un sanatorio privado de Palermo.

Luego de la violenta represión, se conoció que al menos dos de los heridos con balas de plomo durante la represión que emprendió anoche la Policía Metropolitana en la Sala Alberdi del Centro Cultural San Martín son periodistas. Así lo informó la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA), entidad que representa a esos trabajadores de prensa. 

Los heridos son Esteban Ruffa, fotógrafo de la agencia AnRed y El Polaco, del grupo de comunicación DTL

“De los heridos, dos son integrantes de la Red Nacional de Medios Alternativos mientras realizaban la cobertura periodística: Esteban Ruffa, fotógrafo de la Agencia de Noticias ANRed, y el “Polaco” del grupo de comunicación popular DTL. Este último fue trasladado al Hospital Durand, del barrio de Caballito, mientras que Esteban Ruffa, junto a Mario Fumaroni de la "Biblioteca Popular Los Libros de la Esquina" -también herido de bala-, fueron llevados al Hospital Argerich”, denunciaron en un comunicado difundido esta mañana.

"Hacemos responsable a la Policía Metropolitana, al Ministro Hernán Lombardi, y al Jefe de Gobierno Mauricio Macri de cualquier hecho que les suceda a los compañeros heridos y a quienes están intentando regresar a las puertas del Centro Cultural", agregaron

La palabra del macrismo

El ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, admitió hoy que hubo "dos heridos con balas de plomo" durante un enfrentamiento entre los ocupantes de la Sala Alberdi del Centro Cultural San Martín y la Policía Metropolitana, pero dijo que esas personas fueron alcanzadas por proyectiles a "cuatro o cinco cuadras del lugar" de los incidentes.

"En medio de una protesta social, a alguien le vendría bien que hubiera un muerto", señaló el funcionario, pero no precisó a quién se refería. En esa línea, puso en duda que sean artistas los ocupantes de la denominada plaza seca del centro cultural, situada en la calle Sarmiento al 1500, en el centro porteño, y denunció que los manifestantes reaccionaron con una "violencia inusitada con botellas, bombas Molotov y 'facas'" en medio de un intento de desalojo ocurrido en la medianoche.

El funcionario confirmó además que continuaban en el sexto piso del San Martín las personas que toman desde el 17 de agosto de 2010 la sala Alberdi con el proclamado objetivo de mantenerla en funcionamiento ante el cierre temporario dispuesto por el gobierno porteño, al tiempo que ratificó que seguían también con la toma de la "plaza seca de abajo".

En la medianoche, con la orden de la fiscal Claudia Barcia de desalojar la plaza seca para permitir el libre ingreso y egreso en el edificio del centro cultural situado sobre la calle Sarmiento, la Policía Metropolitana avanzó. De inmediato, comenzó un enfrentamiento que terminó con al menos 24 heridos, entre ellos ocho policías, y cuatro detenidos, según los primeros reportes oficiales.