"Bergoglio no fue cómplice directo de la dictadura pero no tuvo el coraje para acompañar nuestra lucha"
"Bergoglio no fue cómplice directo de la dictadura pero no tuvo el coraje para acompañar nuestra lucha"

El Premio Nobel de la Paz de 1980, Adolfo Pérez  Esquivel, dijo hoy que el nuevo papa, Francisco, "no tuvo el coraje suficiente de otros obispos" para denunciar las violaciones a los Derechos Humanos durante la última dictadura cívico militar en Argentina.

"Bergoglio no tuvo el coraje suficiente de otros obispos para acompañar nuestra lucha por los Derechos Humanos durante la dictadura", sostuvo Pérez Esquivel, según publica su cuenta oficial de difusión en Twitter.

Si bien aclaró que el ex arzobispo de Buenos Aires y actual Sumo Pontífice de la Iglesia Católica "no fue un cómplice directo de la dictadura", indió que "le faltó coraje para acompañar la lucha por los Derechos Humanos.

A pesar de ello, afirmó: "Esperamos que el primer papa latinoamericano, Francisco I, trabajar por la paz más allá de la voluntad de las potencias".

Según el periodista Horacio Verbitsky, existen versiones que indican que el clérigo había mantenido una actitud cómplice durante los crímenes de la dictadura y que había sido responsable del secuestro y las torturas al sacerdote, Orlando Yorio.