En China, un nuevo accesorio se convirtió en exitoso y de moda: se trata de un llavero conformado por una especie de bolsita plástica, que tiene en su interior un líquido donde habita un pequeño animalito, con sus signos vitales perfectamente funcionando.

Para mantener al animal vivo, la bolsa contiene un “líquido nutritivo” que permite alimentarlo por dos meses, además, también posee oxígeno, para que la mascota pueda respirar.

Tortugas, peces y salamandras, entre otros son cruelmente encerrados al vacío para confeccionar este adorno.

Si bien este objeto se vende desde hace ya un tiempo, es ahora cuando la noticia recorre el mundo provocando indignación en las personas, debido al abuso generado hacia estas indefensas criaturas.