Para el resto, no creo que sea de mayor utilidad, porque es un medio de pago similar al resto, que por ahora no otorga alternativas que sean más beneficiosas que las que da el resto del mercado. Me parece que la Supercard está más orientada a lograr la estabilidad de precios y contribuir al congelamiento. Así y todo, el éxito de la iniciativa dependerá de la masividad que alcance la tarjeta. El dato objetivo es que hay mucha gente que tiene tarjeta de los supermercados y que ahora podría tener la Supercard, pero hay que verlo en la práctica.