El nuevo modelo, según el poco material que trascendió, tendrá algunas semejanzas con la última versión del C4 Picasso, aunque con varios detalles adicionales tanto en el exterior como en el interior. Llevará en sus líneas la renovación que presenta toda la gama. Esta versión SUV, mide alrededor de 4,70 metros de largo y 1,94 de ancho, y las llantas son de 21 pulgadas.

Pocos datos se pueden agregar. Tampoco en cuanto a motorizaciones, aunque se especula con variante híbrida con motor diesel como la que ya llevan el Peugeot 3008 Hybrid4 y el Citroën DS5 Hybrid4. Además no hay que descartar un motor HDI 2.0 de 163 CV ni el naftero 1.6 THP con rangos de 156 y 200 CV.

Con este vehículo, Citroën se sumará a la pelea de la categoría en la que participan el Audi Q5 y BMW X3 o bien en la que es un poco más chica y que tiene al Q3, el X1 y al Range Rover Evoque como integrantes.