El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró este jueves que tomará "todas las medidas necesarias" para proteger a su país y sus aliados de las amenazas nucleares de Corea del Norte, tras reunirse en la Casa Blanca con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Sin embargo, Obama afirmó hoy que "ninguno desea la guerra" en la península coreana y subrayó que aspira a resolver la crisis con Corea del Norte "a través de la diplomacia".

Por otra parte, el líder de Washington y el secretario general de la ONU afirmaron que la crisis en Siria ha llegado a un "punto de inflexión".

Obama y Ban comentaron, además, que es necesario seguir trabajando para poner fin a la "carnicería" que está teniendo lugar en Siria tras dos años de conflicto armado.