En diálogo con Radio Vorterix Luciano Bugallo que se definió como “difusor y canalizador” de la marcha opositora aseguró que “el principal reclamo de la gente es Justicia independiente. La sociedad está pidiendo que se respeten la división de poderes y que ninguno esté por encima del otro. Hay una clara decisión del gobierno de someter a uno de esos poderes, que es el legislativo, ponerlo por debajo del ejecutivo. Es por eso que a diferencia de marchas anteriores, esta vez se invitó y se pidió la adhesión y el apoyo del arco opositor”.

Bugallo, que se refirió a la movilización como una marcha autoconvocada, explicó la participación de referentes políticos de la oposición en el cacerolazo: “En las marchas anteriores si bien el reclamo se centraba en el oficialismo, había también un reclamo a la oposición que no había actuado como una barrera de contención frente al abuso del gobierno. En este caso necesitamos que se resuelvan los problemas, sabemos que el gobierno hace oídos sordos, entonces necesitamos que la oposición haga algo honesto. Si ellos precisan el apoyo, la fuerza de la gente como para sentirse legitimados vengan, adhieran, súmense. Siempre y cuando la oposición trabaje en este sentido va a tener el apoyo de la sociedad. En cuanto mire a otro lado, la sociedad se va a poner en contra”. Audio

En cuanto a los vínculos de los caceroleros con el arco opositor Bugallo agregó: “Veíamos en las redes sociales un pedido de la gente para que la oposición se junte. No como en Venezuela con Capriles, pero si en un proyecto, en ideas, que trabajen unidos más allá de las diferencias, como en este caso con el tema de la justicia”.

Por otra parte, Bugallo contradijo la idea de que la marcha es apolítica: “Los problemas del país se resuelven desde la política, y la política la ejercen los políticos. Nosotros podemos protestar, estar enojados con el oficialismo y con la oposición”, pero los problemas se resuelven desde la política. 

“Esto es un llamado de atención para el oficialismo y para la oposición. Queremos vivir tranquilos, que se respeten las instituciones, que se reconozca la inflación. En las marchas anteriores los reclamos eran muchos, entonces el gobierno decía gobierno decía que no era ninguno. Ayer las consignas fueron más claras, más precisas. Es un autoaprendizaje de la ciudadanía para hacerse explicar cuáles son los puntos principales por los que se moviliza”.

“¿Quien financia este tipo de movidas?”, preguntó Reynaldo Sietecase transmitiendo al joven la pregunta de uno de los oyentes del programa radial. “No hay una estructura de financiamiento. Esto es salir a vender gaseosa un día que hace 40° de calor, la gente quería salir. La gente está pidiendo sola, dicen vamos, vamos, salgamos. Hay que poner límites, el gobierno viene por todo”.