Corea del Norte consideró hoy "totalmente inaceptables" las condiciones impuestas por Estados Unidos para retomar el diálogo bilateral, entre las que se incluyen que Pyongyang renuncie a tener armamento nuclear.

El planteo estadounidense es como "el de un ladrón que le pide a otro que deje de robar", señaló este martes el diario oficialista norcoreano, Rodong Sinmun.

Según el matutino, para que Norcorea se siente a negociar con Estados Unidos "tiene que ser un diálogo entre potencias nucleares, no un lugar en el que una parte le obliga a la otra a desmantelar su armamento nuclear", informó la agencia de noticias EFE.

Si bien el último sábado Pyongyang se mostró dispuesta a abrir una mesa de diálogo, advirtió que "nunca" resignará su condición de potencia nuclear.

Asimismo, expresó que las conversaciones pueden llevarse a cabo para reducir el armamento, pero jamás "para la desnuclearización".

Las condiciones que impone Corea del Norte
A más de un mes de la primera amenaza de disparar misiles contra Seúl y Washington, en la última semana el tono bajó a una disputa diplomática que comenzó en febrero, cuando la ONU le impuso sanciones a Pyongyang por realizar un tercer ensayo nuclear.

Estados Unidos y Corea del Sur quieren sentarse a negociar para lograr la desnuclearización del Corea del Norte, que si bien acepta el diálogo, impone algunas condiciones.

La semana pasada presentó un listado que incluye la suspensión de las maniobras militares conjuntas entre Washington y Seúl, el retiro de las armas nucleares de su vecino del sur y el levantamiento de las sanciones de la ONU.

En tanto, Beijing, aliado de Pyongyang, señaló que el diálogo es "la única y la mejor vía" para resolver el conflicto e instó a las partes involucradas a hacer un esfuerzo para lograrlo.