Vergonzosa e insostenible la cínica e hipócrita campaña de los medios del atraso y la exclusión, las fuerzas políticas opositoras, el ejército de lobbistas de reserva y el periodismo cómplice. La víctima: el pueblo argentino en su conjunto, independientemente de su color político e ideología. En una década de gobierno kirchnerista tres movilizaciones, de las cuales sólo dos fueron significativas. Es decir, ninguna manifestación popular en contra del gobierno en nueve años y seis meses de administración (el 95% del tiempo que lleva al frente de la Rosada) y pareciera ahora que el cielo se nos desploma en la cabeza.

¡Qué interesante caso de estudio para la sociología occidental estas protestas argentinas, a contramano de sus pares de clase en todo el globo! En este sentido, ¿acaso alguna de las encuestadoras salió a la calle el pasado 18 para consultar a la gente si tiene empleo y cobertura de salud, si tiene vivienda y automóvil, si puede vacacionar, si sus hijos tienen educación y sus hijos mayores de edad empleo, si la familia come las cuatro comidas diarias, si va al cine, si tiene un ropero digno, etcétera?

A propósito nos preguntamos: ¿qué pasa en la Argentina que vastos sectores de la clase media salen a la calle en defensa de sus intereses justamente con las fuerzas políticas que no hicieron sino pauperizarlos entre 1955 y 2003? ¿Alguna de estas famosas encuestadoras advirtió o explicó la contradicción? Las clases medias y trabajadoras en Europa y EE UU luchan por su supervivencia en las calles, dejando un tendal entre centenares de muertos, reprimidos y detenidos. ¿Por qué causa "luchan" los manifestantes del 8N y el 18A? ¿Tan rápido olvidaron su situación en los noventa y 2001? ¿Tan rápido olvidaron a los responsables de su miseria e infelicidad?

Más interrogantes: ¿Qué hubiera pasado con el 18A sin el tremendo sesgo informativo de la verdadera oposición política al gobierno, del verdadero poder económico que no se resigna a seguir perdiendo privilegios ni acepta como opción volver a perder en las próximas elecciones? ¿Cómo es posible que ninguna consultora ni ONG o fundación con nombre rimbombante se detuviera a estudiar los efectos sobre la opinión pública de más de cinco años de campaña mediática contra el kirchnerismo (campaña "un lector = un opositor")? Que la pequeña burguesía no tiene consciencia de sí y para sí es tan obvio como obvia la omisión en el debate de su naturaleza oscilante y conservadora por parte de la Argentina "granja". Desde las maquinaciones de 1945 contra la revolucionaria legislación social emanada de la Secretaría de Trabajo y Previsión que la reacción no sacaba igual provecho de su aliado estratégico. Las coincidencias entre la Marcha de la Constitución y la Libertad (19 de septiembre del '45) con las del 18A y la movida del 24A no pueden ser soslayadas. El frente de sectores alzados y sus argumentos son en esencia idénticos. Resta ahora pensar cómo y con quiénes haremos nuestro 17 de Octubre.

LA "RED SOCIAL" DE LOS MITRE Y VEDIA. El mismísimo 18 de abril, la "red social" La Nación publicó en sus versiones impresa y electrónica las siguientes noticias (títulos y subtítulos): 1) Invertir en propiedades en Miami da más ganancia que en Palermo o Recoleta. Su bajada: "Es el destino favorito de los inversores argentinos con dólares al contado; al sur de Florida el metro cuadrado es más barato y ofrece el doble de rentabilidad por alquilar." El artículo se acompañaba con un mapa de google de la costa de Florida, señalando dos jugosas alternativas de alquiler en "Brickell" y "Dalray Beach";

2) Inversores piensan en verde y el global vuela. Bajada: "Los bonos de la deuda en dólares fueron ayer los grandes beneficiados de la brusca escalada que ese billete mostró en los negocios informales o registrados y realizados intermediando activos para huir del peso";

3) Las reservas del Banco Central caen a su nivel más bajo en seis años. Bajada: "Por primera vez desde año 2007, quedaron por debajo de los 40.000 millones";

4) Tensión. Las reservas perforan los 40 mil millones de dólares y se dispara el dólar paralelo (incluía dos gráficos, uno con la evolución del precio del dólar "cotización oficial e informal");

5) El escenario. Un modelo jaqueado por la baja rentabilidad. Bajada: "... en Paraguay, la cámara de Diputados acaba de rechazar una propuesta del presidente Federico Franco de fijar retenciones con una tasa de 10 por ciento" [Franco es malo porque quiere aplicar retenciones, no porque haya dado un golpe de Estado institucional];

6) Advierte el Banco Mundial que podría caer el consumo en el país. Bajada: "El organismo pronostica que disminuirá el 'viento de cola' global que empujaba el crecimiento en la región, y planteó la necesidad de 'reformas' para ganar productividad";

7) Editorial. La exorbitante presión fiscal;

8) Planteo en el Congreso. Reclama EE UU [a la Argentina] solucionar la cuestión de la deuda pendiente [el articulista no se plantea lo insólito de que el país más endeudado del mundo, artífice del endeudamiento argentino, venga ahora a darle lecciones a la economía de Occidente que más y mejor redujo su deuda en los últimos ocho años];

9) Por el incendio, YPF volverá a exportar petróleo crudo. Bajada: "Venderá cuatro embarques al exterior, por primera vez desde 2008" [exportar a mansalva en los noventa era signo de civilidad y potencia. Ahora que no queda más remedio por el excedente como consecuencia del incendio en la refinería La Plata, exportar el crudo es una pésima noticia]; y

10) Granos. El interés de la demanda potenció el valor de la soja en el mercado local [la única nota positiva en economía, oh casualidad, vinculada con la soja y la Bolsa de Comercio de Rosario].

HACIA NUESTRO 17 O. Los artículos aquí recogidos son la instantánea de apenas un día, el del 18A. Mediáticamente hablando, todos los días como mínimo, desde la mitad del gobierno de Néstor Kirchner, que la Argentina semicolonial viene bombardeando a la opinión pública con este brutal y vergonzoso sesgo informativo, cínico y malicioso. Muy a pesar de ello, el kirchnerismo ha ganado 25 puntos entre las elecciones presidenciales de 2003 y 2007, y 35 puntos entre la de 2003 y 2011.

La verdadera, tradicional e histórica oposición, esto es, la gran burguesía nacional y multinacional parasitaria, rentista y mercantilista hoy representada por el Grupo Clarín, y la oligarquía agropecuaria, los grupos empresariales de los agro-negocios y las bolsas de comercio pro-thatcheristas de la "factoría pampeana" (hoy y siempre) representadas por el diario La Nación decidieron por fin apretar el acelerador de cara a los próximos comicios. Dejar sus intereses y privilegios en manos de políticos opositores equivaldría al suicidio. No se combate así como así a un gobierno popular, a un gobierno que por primera vez desde 1955 no ajusta a su pueblo ni gobierna para las corporaciones, ni los granos, ni las vacas, ni Londres ni Washington. Mucho menos un gobierno que pretende democratizar la Justicia y la palabra en simultáneo. Y aquí es cuando de pronto y por arte de magia nos remontamos a los meses decisivos de 1945. La gran prensa semicolonial, la Unión Democrática (UD) y Braden se alzaron entonces contra las políticas de ese molesto y joven coronel. La UIA firmaba un cheque para la oposición. El mismísimo día de la Marcha de la Constitución y la Libertad (19 de septiembre), el jurista Carlos Sánchez Viamonte (ex diputado socialista entre 1940 y 1943) presentaba un escrito a la Suprema Corte pidiendo que se declarara acéfalo el Poder Ejecutivo y que el Tribunal asumiera el poder. La Bolsa de Comercio conspiraba en secreto y presionaba a la Cámara de Comercio para cerrar todos los establecimientos de la ciudad puerto el día de la marcha. Era el inmovilismo agrarista en abierta rebelión contra la revolucionaria legislación social de la Secretaría de Trabajo y Previsión.

Los ministros de la Suprema Corte declaraban "anticonstitucional" la modificación introducida en la ley de expropiaciones, del mismo modo que la creación de una Cámara de Apelaciones en Territorios Nacionales, por cuanto los referidos decretos violaban "derechos y garantías consagrados en nuestra Carta fundamental". En paralelo, el Tribunal declaraba inconstitucional el fuero de la Justicia Laboral. A todo esto, Perón respondía convocando por radio a los trabajadores a defender "por sí mismos" sus conquistas sociales "si no quieren verse despojados de las mismas a corto plazo". El subsuelo de la Patria elevó la apuesta con el 17 de Octubre. Desde entonces mucha agua pasó bajo el puente, pero el puente que sostiene la Patria es el mismo, como mismos sus saboteadores de siempre. Antes que reclamar a la oposición ideas y propuestas alternativas, primero que expliquen a su pueblo qué hicieron con él, con el país y sus empresas e instituciones, entre 1976 y el 25 de mayo de 2003. La última década ha sido una década de conquistas y de derechos ganados para las clases populares argentinas. Hacerle ver a la clase media que sus enemigos verdaderos –con quienes marcharon el 18– fueron y son sus grandes e históricos despojadores de felicidad y bienestar es la tarea más importante por delante. Nacionalizarla desde la economía (al seguir nacionalizando la economía) y nacionalizarla desde la cultura (al profundizar una cultura popular, democrática y latinoamericanista) es nuestro 17 O.