Los trabajadores del turno noche ya habían visto que había demasiada gente en el Hospital, estábamos alertas", contó a Tiempo Argentino Andrea, enfermera del Hospital Borda que a las ocho de la mañana se presentó a tomar su turno y se sorprendió por el inusual movimiento. "Antes de que llegara, ya estaban en el Pabellón 19, que es donde funcionaba el taller Protegido", explicó. El desalojo comenzó cerca de las seis con dos máquinas retroexcavadoras y obreros que ingresaron por la calle Perdriel. Arrasaron con las maquinarias y mobiliarios del Taller Protegido 19 y levantaron un cerco de chapa similar al que perimetró el Parque Centenario. La acción era custodiada ya por miembros de la Policía Metropolitana.

La noticia se propagó de inmediato y al lugar comenzaron a llegar los trabajadores del lugar, personal médico, dirigentes y periodistas y refuerzos de la fuerza de seguridad local. Cerca de las nueve de la mañana se desató la primer represión.

Leé la nota completa en el sitio de Tiempo Argentino - La Metropolitana ocupó el Borda a palazos, gases y balas de goma