Pablo Bruera, intendente de La Plata, salió a pedir perdón por la ineficiencia en su gestión tras la inundación en esa ciudad bonaerense. 

"A algunos les habrá resultado insuficiente; podrán sentir que no estuve a la altura. A otros habré decepcionado. No importa el porqué a este ruego. Yo les pido perdón", afirmó en declaraciones a radio La Red.

Al cumplirse un mes de la trágica inundación, el jefe comunal hizo hincapié en la labor heroica que cumplieron un grupo de platenses durante aquellos días en los que, según su definición, "tuvimos tres tormentas".

Fue durante un reconocimiento a socorristas que actuaron de "manera extraordinaria" durante la tormenta.

También agradeció el trabajo que llevaron adelante las fuerzas de ayuda: “A los rescatistas, policías, Ejército, Gendarmería, Prefectura, bomberos, agentes municipales y todos aquellos que han arriesgado su vida durante aquellos días, mi reconocimiento por desempeñar su labor con valentía y amor al prójimo”.