La petrolera norteamericana, con base de operaciones en Houston, Texas, estaría por concluir un acuerdo con la empresa británica que cuenta con la concesión para la exploración y explotación gasífera de las islas, Rockhooper.

“Obtuvo la aprobación desde altos niveles” de Washington, indicó la publicación, que agregó que la petrolera fue “reasegurada que Gran Bretaña permanecería en las islas”.

La inversión de Anadarko, estimada en mil millones de libras esterlinas, significaría “un respaldo a Cameron y transformaría la vida de los 3 mil habitantes” de la isla. De hecho, la empresa Rockhooper había anunciado recientemente la necesidad de una mayor inversión para poder desarrollar el proyecto, por lo que buscaría a través del banco Merryl Lynch captar más fondos.

A pesar de que ya existen seis compañías operando en la zona (dos británicas y el resto norteamericanas), Anadarko es la empresa más importante en relación con el mercado mundial, con un valor estimado en 40 mil millones de dólares.

La información trasciende en momentos donde se registra un duro intercambio entre Londres y el gobierno argentino en torno a la soberanía del achipiélago. Mientras Argentina, apoyada por los países latinoamericanas y respaldada por los fallos de la ONU, reclama una mesa de negociación bilateral, el gobierno británico rechaza ceder la soberanía de las islas.

El primer ministro, David Cameron, acusó a Buenos Aires de “colonialismo”, mientras el canciller denunció una supuesta “intimidación” del gobierno nacional sobre los habitantes de Malvinas, declaraciones que recibieron el repudio de la totalidad del arco político y social argentino.