El misterio del lugar de entierro del dictador Jorge Rafael Videla parecía haberse resuelto ayer, cuando la familia informó al Juzgado Federal N° 3 de Morón que decidió llevar sus restos al cementerio privado Memorial de la localidad bonaerense de Pilar. Sin embargo, desde el cementerio negaron que el represor haya sido inhumado allí.

Pedro Videla, uno de los hijos del dictador, se presentó ayer por la mañana en el juzgado de Juan Pablo Salas y entregó en mesa de entrada un certificado del Registro Civil de Marcos Paz, disponiendo el traslado del cuerpo al Memorial de Pilar el mismo día en que el magistrado les permitió retirar sus restos, el pasado 23 de mayo. De todos modos, en el acta de inhumación no consta el lugar exacto donde habría sido enterrado.

Leé la nota completa en el sitio de Tiempo Argentino - El destino final de Videla aún continúa rodeado de misterio