Los consumidores apoyaron la decisión del gobierno de hacer público el listado de precios con 500 productos. Sin embargo, la extensión del acuerdo recibió críticas de algunos políticos opositores como el justicialista Felipe Solá y el titular del gremio de Camioneros, Hugo Moyano, quien hace dos días auguró un fracaso de la iniciativa diseñada por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

Ayer, el presidente de la Unión de Consumidores de Argentina, Fernando Blanco Muiño, elogió la decisión de la Secretaría de Comercio Interior de hacer pública la lista de los 500 productos que comprenden la nueva canasta de productos básicos. "Disponer de los precios de los productos congelados significa que cada consumidor argentino se convierte en controlador del cumplimiento porque cuenta con las herramientas para ejercer el control social necesario, tal como lo veníamos reclamando desde el movimiento de consumidores", señaló Blanco Muiño a través de un comunicado que se conoció minutos después de que la información con el listado trascendiera por la agencia de noticias Télam. 

"Hacer conocer los precios es una obligación de las cadenas de supermercados y pedimos, entonces, para facilitarles a los consumidores las decisiones de compra, la urgente, necesaria y más amplia publicidad de los listados con sus precios por los canales de comunicación que vienen utilizando desde hace más de una década. Les decimos a los supermercadistas que piensen que el consumidor no necesariamente tiene acceso a Internet como única fuente de consulta", sostuvo Blanco Muiño.

"Valoramos mucho poder disponer de los listados y los precios considerando que es un gran avance en comparación con el acuerdo de precios del pasado mes de febrero y una positiva respuesta al pedido que veníamos formulando desde el movimiento de consumidores." Para Blanco Muiño, la decisión de Comercio Interior de hacer públicos los listados "amplía la capacidad de control ciudadano extendiéndola a los 40 millones de consumidores argentinos que defenderemos el poder adquisitivo de sus salarios ante cada incumplimiento". "Por último, tal como hemos solicitado, esperamos que los 500 productos congelados estén disponibles en góndola, a toda hora y sin limitación alguna que impida a los consumidores acceder a la cantidad de productos que necesiten", indicó Blanco Muiño.

Por su parte, el dirigiente justicialista Felipe Solá cuestionó los acuerdos de precios al afirmar que "la inflación tapa todos los problemas de claridad de todas las cosas porque no se puede analizar el tema sino la actualización de los valores". En tanto, el camionero Hugo Moyano no cree que "den resultado" esas medidas porque opinó que "son complementamente improvisadas". Por su parte, el presidente del bloque del Frente para la Victoria porteño, Juan Cabandié, subrayó que "los acuerdos de precios, impulsados por el gobierno nacional, son los que realmente defienden el bolsillo del trabajador".

Nota de Tiempo Argentino