El fundador de SeriesYonkis, Alberto García Sola, dijo que está de acuerdo con que se compense económicamente a los autores por la descarga de contenido a través de Internet. Su portal, y sus “hermanos” PeliculasYonkis y VideosYonkis, son algunos de los sitios descargas de películas y series en español más visitados del mundo.

Luego del cierre Megaupload y la detención de sus administradores (hoy dos de ellos fueron liberados bajo fianza), el FBI puso el ojo en estos sitios, mencionados en la acusación del Departamento de Justicia de Estados Unidos y del FBI.

“Me parece una atentado terrible contra los usuarios que utilizaban el servicio de forma legal, pero por otro lado me parece que Megaupload no hizo las cosas todo lo correctamente que podría haberlo hecho”, sostuvo García Sola, que se desempeña como investigador y profesor. “Son muchas las personas que utilizaban este servicio de forma totalmente legal para almacenar programas, fotos, vídeos, etcétera y lo han perdido. Este hecho en sí supone una grave vulneración por parte de un país tercero a usuarios de otros países”, agregó en una entrevista difundida hoy.

En cuando al debate por los derechos de autor, dijo que “la solución debe pasar por sistemas en los que se beneficien tanto estas plataformas (Vimeo, Megaupload, YouTube) como los creadores, como ocurre en servicios como NetFlix o Spotify”.

Sin embargo, dijo que estos derechos “necesitan una revisión profunda”. “Los derechos de autor existen por una razón y esa razón está más que justificada, así como su protección: hay que compensar de alguna forma al ‘autor’ de las obras”, reconoció.

En este sentido, llamó a abordar el tema “con una mente crítica y no capitalista” y pensar “en los nuevos creadores, no solo proteger a los que más tienen”. “El sistema actual no protege a los pequeños creadores, que suelen ser los más innovadores, sino sólo a los grandes. Si esto ocurriera, seguro que muchos de los problemas como lo que llaman 'piratería' cambiarían enormemente”, dijo, y sentenció: “Estos derechos de autor y patentes, en muchos casos no son más que un obstáculo al progreso”.