El expresidente sudafricano Nelson Mandela, de 94 años, se encuentra en estado "muy crítico", aunque sigue abriendo los ojos y "reacciona al tacto", informó este jueves la hija mayor del antiguo estadista, Makaziwe Mandela.

Su muerte "puede ser inminente", declaró hoy su hija mayor, Makaziwe, en una entrevista en la radio pública SAFM, después de que desde el Gobierno anunciaran que la salud del ex presidente "empeoró en las últimas 48 horas".

"Sólo puedo repetir que Tata (papá) está en un muy estado crítico, cualquier cosa es inminente, pero también quiero subrayar, una vez más, que sólo Dios sabe cuando llegará su hora", dijo una de las hijas del ícono mundial de la lucha contra el racismo. Sin embargo, precisó que el líder sigue abriendo los ojos y "reacciona al tacto".

El anuncio de Maharaj, antiguo compañero de lucha del Premio Nobel de la Paz, se produce después de que el presidente sudafricano, Jacob Zuma, canceló anoche un viaje a Mozambique previsto para hoy, tras visitar a Mandela en el hospital y comprobar que seguía en situación "crítica". 

Nelson Mandela tiene 94 años y fue hospitalizado el pasado 8 de junio en estado "grave pero estable" por una recaída de una infección pulmonar.

De acuerdo a lo publicado hoy por el diario sudafricano "City Press", la familia Mandela quiere exhumar los restos de los tres hijos fallecidos de Madiba -Makgatho, Thembekile y Makaziwe- para trasladarlos al lugar donde podría ser enterrado su padre en Qunu, pueblo en el que creció y residía el expresidente antes de deteriorarse su salud.

Los tres hijos del icono de la lucha contra el "apartheid" están sepultados en el cercano Mvezo, donde nació Mandela.

El jefe tradicional de Qunu, Nkosikazi Nokwanele Balizulu, confirmó en una entrevista con el "City Press" haber dado la aprobación para que se exhumen los cuerpos de los tres hijos malogrados de Mandela.

"Han hecho una petición -los familiares de Madiba- y yo he estado de acuerdo", señaló Balizulu al diario, según despacho de EFE.
Mandela luchó durante 67 años contra el régimen del "apartheid", en cuyas cárceles pasó 27 años y contrajo los problemas respiratorios que padece de forma recurrente. Fue elegido presidente en 1994.