Aunque la medida de fuerza es de sólo un día, afectará a varios sectores claves ya que se suma al fin de semana y al feriado del 9 de julio. 

De esta manera, el paro nacional ratificado por el secretario general de la CGT Azopardo y referente de Camioneros, Hugo Moyano, para este lunes en rechazo al impuesto a las Ganancias afectará a las 15 ramas del transporte algunas de las cuales tendrán un impacto casi inmediato en la población.

Entre ellas se destacan la recolección de basura, el abastecimiento de combustibles, el traslado de los caudales necesarios para el suministro de dinero en los cajeros automáticos de los bancos y la distribución de diarios y revistas.

Camioneros se movilizará a Plaza de Mayo para reclamar que los trabajadores del sector sean eximidos del impuesto a las Ganancias

Al anunciado paro de este lunes se suma el feriado nacional del martes 9 de julio en celebración del 197º aniversario de la declaración de la Independencia razón por la cual la recolección de basura quedará en suspenso por 48 horas en la ciudad de Buenos Aires y por tres días en la ciudad de La Plata por ejemplo donde la recolección se hace, además de los días hábiles, los sábados y no los domingos.

En tanto al freno habitual del fin semana que afecta al traslado de caudales y abastecimiento de cajeros automáticos así como al transporte de combustibles deberá sumarse el paro y el feriado por lo que el parate completará cuatro días en total. También se verán afectadas actividades como el transporte de bebidas y alimentos a almacenes y supermercados.

La medida de fuerza afectará además el transporte de clearing y carga postal, operaciones logísticas, almacenamiento y distribución, el área de mudanzas y encomiendas, el transporte y logística para la actividad petrolera, así como el transporte de automóviles, el transporte internacional y de materiales peligrosos.