Desde el nacimiento de los GPS, las nuevas tecnologías suelen incorporarlo. Ya casi no se fabrican celulares sin el sistema de rastreo satelital y cada vez más autos suelen traer entre sus herramientas un localizador para que el conductor no pierda el camino. Sin embargo, tener un GPS que obstruya la visión de quien maneja debe ser sancionable, ya que así lo indica la Ley Nacional de Tránsito.

Ahora una nueva alternativa fue presentada en Estados Unidos, tras el lanzamiento de la empresa Garmin. Se trata de un nuevo proyector que se refleja sobre el parabrisas del auto y evita la obstrucción de la visión.

Conocido como HUD (por Heads Up Display, una sigla que viene de la aviación -y se usa en los videojuegos- para toda la información de aviónica que se proyecta en un vidrio para darle información al piloto). Se conecta vía Bluetooth con un smartphone con Android, iPhone o Windows Phone 8 y recibe la información de él, y proyecta los datos en el parabrisas: distancia a la próxima curva o desvío, tiempo estimado para llegar a destino, etcétera. Y tiene un precio en los Estados Unidos de 130 dólares. Requiere, además, la compra de la aplicación correspondiente (no funciona con los mapas de terceros).