Las primeras imágenes tras la explosión