La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció por cadena nacional la reapertura del canje de deuda. Es un tema que tratará el Congreso en poco tiempo y referentes opositores apoyan de manera pública la iniciativa. Sin dudas se trata de un tema trascendente, importante, de esos que no pasan inadvertidos. Sin embargo para muchos el asunto tiene una trama compleja, repleta de conceptos técnicos inentendibles. Pero en INFOnews intentamos elucubrar una explicación sencilla para entender qué anunció ayer la presidenta. 

¿Qué es un bono? “Es deuda pública puesta en el mercado”, explicó a INFOnews Emiliano López, economista, docente e investigador del CONICET. El Estado necesita financiarse y lo hace a través de impuestos, préstamos internos por parte del Banco Central, o mediante la deuda pública. Los bonos son un pagaré, un compromiso de pago que el Estado asume para con los compradores que generalmente en épocas de crisis prestan dinero al fisco y éste se compromete a devolverlo con intereses. Los bonos son una forma de inversión, como podría ser un plazo fijo o la compra de acciones. La particularidad de los bonistas es que operan con el Estado, con fondos públicos. 

Casi un 75% de los inversores ya cambiaron sus bonos en otras negociaciones

¿El Estado quiere saldar la deuda con los bonistas? Sí. Pero lo que propone es pagar menos de lo que prometió al momento de emitir bonos. Tiene la intención de saldar la deuda pero con una quita del 25%. Así en lugar de recuperar el 100% de lo invertido, los bonistas que aceptaron el canje de 2005 recibieron un 75% de lo invertido. Sin embargo, los bonistas no pierden dinero, porque los cambios en el mercado interno–que pasó de una profunda crisis a una recuperación económica- generan que la inversión que hicieron al momento de la compra del bono sea rentable. Sin embargo hay un núcleo duro que se negó a aceptar la paga que ofreció el Estado –con una quita del 25%- y van por todo. 

¿Qué es la reapertura del canje de deuda? Lo que anunció ayer la presidenta implica una apertura a la negociación con los bonistas que obtuvieron bonos en el pasado y no aceptaron la paga en 2005. Casi un 75% de los inversores ya cambiaron sus bonos en otras negociaciones, pero hay un 25% que exige que se le pague el 100% de lo que invirtieron. Son los fondos buitres, grupos de inversores en deuda pública que van de país en país y prestan dinero a estados desfinanciados y en quiebra, para que una vez recuperados se les pague con intereses. Son inversores, y si bien es cierto que su interés es puramente económico, el asunto es que sus negocios son con el Estado, con los fondos públicos, el pago de esos bonos lo efectúa el conjunto de la sociedad.

¿Por qué interviene la justicia de EEUU y el juez Thomas Griesa? Quienes compran bonos pueden ser ciudadanos argentinos o de otros países. Los bonistas dispersos por el mundo que no aceptaron el pago de la deuda en negociaciones anteriores judicializaron el asunto ante la justicia de EEUU. Presentaron allí una denuncia contra el Estado Argentino, acusándolo de negarse a pagar la deuda. En realidad el fisco ofreció una paga, aunque menor de la prometida, pero abrió la negociación en 2005. Los llamados buitres rechazaron la oferta y hacen todo lo posible para recuperar el 100% de lo invertido –aunque con el ofrecimiento del estado sigue siendo una inversión rentable-. Griesa es el juez que llevó adelante la causa, y que emitió un fallo a favor de esos fondos buitres. 

¿A qué se debe lo de fondos buitres? Los buitres son aves rapaces que suelen alimentarse únicamente de animales muertos. Los fondos buitres son inversionistas particulares o grupos de inversionistas insertados en el mercado financiero internacional que buscan sacar tajada económica con países sumergidos en profundas crisis que necesitan dinero. La situación de Grecia en estos últimos tiempos es una reflejo de cómo operan estos grupos financieros.

¿Por qué el pago de la deuda evita el default? Cuando un estado se declara en Default quiere decir que se reconoce insolvente, incapaz, imposibilitado para pagar deudas. Esa fue una de las medidas que Adolfo Rodríguez Saa tomó en su corto mandato, allá por el convulsionado 2001. “El llamado al canje de deuda saca de ese lugar al Estado. El fisco argentino está diciendo como pueda les voy a pagar”, explicó el economista López a INFOnews. Es un dato positivo que envía la Argentina al sistema financiero global. 

¿La medida es una muestra de soberanía nacional? Así lo entienden muchos economistas, aunque es un punto controversial. El Estado Argentino se muestra dispuesto a pagar la deuda aunque con sus parámetros y posibilidades –pagará el 75% de lo invertido por los bonistas, no el total como exigen ellos-. “La quita que hace al gobierno de ese 25% permite que no sea tan buitre la decisión de pagar, habla de cierta soberanía. Aunque se ha generado todo un debate sobre si pagar la deuda externa es una prueba de soberanía nacional”, sintetizó López.