En la jornada que tuvo lugar esta mañana en la sala de audiencias de la Corte Suprema, se pudo escuchar la voz de los amicus curiae, o amigos del tribunal, que tienen como función la presentación de argumentos que ayude a la decisión final de los jueces. Pero además de las personas y organismos que hicieron uso de la palabra, se pudo ver en el lugar a algunos dirigentes políticos que asistieron en calidad de espectadores.

Por el oficialismo, estaban la subsecretaria de Defensa del Consumidor, Lucía “Pimpi” Colombo, quien tomaba nota de las exposiciones en su moderna tablet. Junto a ella, se encontraba el ex ministro de Educación de la provincia de Buenos Aires y actual diputado nacional, Mario Oporto. También se hizo presente la senadora nacional por Jujuy, Liliana Fellner, quien fue muy importante durante el debate por la ley.

El más aplaudido fue Horacio Verbitsky

Los dirigentes opositores María Eugenia Estenssoro –senadora por la Coalición Cívica, cuyo mandato termina en diciembre-; Norma Morandini –senadora por el juecismo cordobés-; y Manuel Garrido –diputado nacional de la Unión Cívica Radical y ex fiscal de Investigaciones Administrativas. A quien no se pudo ver ni en los pasillos es a Silvana Giudici, la ex diputada radical que siempre defendió los intereses del Grupo Clarín y se había anotado como amicus.

A pesar de que la audiencia se desarrolló en el cuarto piso del Palacio de Tribunales, en más de una ocasión se pudo escuchar la reacción de la gente que se había acercado hasta la plaza para defender la constitucionalidad de la ley. Los más aplaudidos fueron Horacio Verbitsky, presidente del CELS; la defensora del Público Cynthia Ottaviano; y la procuradora general, Alejandra Gils Carbó. El semiólogo Eliseo Verón, que habló en favor de la posición de Clarín, fue directamente abucheado.