Nunca me imaginé que el Papa tuviera tantos mejores amigos judíos en Buenos Aires", dice el rabino Claudio Epelman mientras ríe. Es amigo de Francisco y uno de los que compartía las cenas de Navidad junto al entonces arzobispo porteño Jorge Mario Bergoglio dentro de la Catedral Metropolitana.

Ambos se conocieron en 2007, durante el quinto encuentro que realizó el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) en la ciudad brasileña de Aparecida. Bergoglio tuvo a su cargo la redacción del documento conclusivo de esa cita y Epelman fue invitado a observar el proceso como director del Congreso Judío Latinoamericano.

Leé la nota completa en el sitio de Tiempo Argentino - "El Papa tiene una historia de relación con los judíos"