La revista La Garganta difundió hoy una emotiva carta que escribió Priscilla, la hermana del pequeño Kevin Molina, quien fue asesinado el sábado pasado tras quedar atrapado en un tiroteo en Pompeya.

"Vida mía, es muy feo lo que te pasó. Todos te extrañamos y queríamos que estés acá", comienza la conmovedora carta que escribió la niña a su hermanito asesinado. 

"Hablamos en el noticiero pero no fue para hacerte famoso ni nada, fue para que sepas cuánto te amamos y extrañamos", expresó la pequeña. 

El hecho ocurrió en horas de la mañana del sábado en esa zona de Barracas. Un grupo de jóvenes, ajenos al barrio, llegó portando armas con la intención de atacar a un vecino del lugar y todo derivó en un tiroteo cerca de la manzana 55, donde vivía Kevin.

Los vecinos sostienen que los agentes de Prefectura Naval, que vigilan la zona, no cumplieron con su deber y dejaron que el tiroteo siguiera su curso, lo que derivó en la muerte de Kevin. En tanto, fuentes del Ministerio de Seguridad informaron que hay dos detenidos de nacionalidad paraguaya.

"Fue a 15 metros de la redacción de La Garganta. El tiroteo tuvo tres ráfagas. Cuando terminó la primera, la gente salió a buscar a la Prefectura a la garita que tienen sobre la Avenida Iriarte. Ellos entraron al barrio, vieron que los tiradores estaban atrincherados y se fueron sin hacer nada", explicaron a Tiempo Argentino desde el colectivo La Poderosa, que publica la revista La Garganta, hecha por jóvenes del barrio.

Durante una de las últimas ráfagas, una de las balas atravesó las paredes de la vivienda y le pegó de lleno en la cabeza al niño, que murió poco después cuando era atendido en el Hospital Penna.

El motivo del tiroteo aún no está del todo claro. En estos casos, siempre se habla de ajustes de cuenta entre narcos, pero desde La Poderosa sostienen que los vecinos son usados por los jefes narcos, los cuales nunca residen en los barrios humildes: "Hablan de narcos. Que vayan a Nordelta, ahí están los verdaderos narcos. Si Prefectura hubiera hecho lo que tenía que hacer, Kevin no habría muerto."

Fuentes del Ministerio de Seguridad de la Nación informaron que por el hecho hay dos hombres mayores de edad y de nacionalidad paraguaya detenidos, que quedaron a disposición del Juzgado Criminal de Instrucción porteño 41.